BogotaGay Logotipo
BogotaGay Logotipo
Sexo - Relatos eróticos

Me sobrepasé con un amigo borracho

Publicado: 2017-07-02 - (material solo para adultos)

Compartir

Luis es un chico al que conozco desde que era un niño, actualmente tiene 22 años, yo 43 y todo paso en una noche de rumba.

El es todo un galán y con suerte para las mujeres, en cierta forma yo lo inicié en su vida sexual y en otros aspectos pues es un chico huérfano de papá desde que tenía unos diez años.

A mi me gustan las mujeres, pero el alcohol provoca trastornos en uno y luego pasan cosas...

Sábado por la noche, fiesta segura, Luis salió de trabajar y me invitó a tomar unas cervezas como casi todos los sábados, en algunas invitaba yo, en otras él, pero muy pocas veces terminábamos borrachos.

Esa vez entramos a un bar, desde que empezaba a oscurecer, buscábamos unas chicas a quienes invitar con la idea de levantar y salir a culiar con ellas, sin embargo no corrimos con suerte, estuvimos tomando hasta casi cerca de la media noche, al salir, mi amigo Luis se desmayó, ya no pudo más y a duras penas lo subí al auto, yo igual iba muy borracho y estabamos retirados de nuestras casas, al ver un motel me detuve y entre a pedir una habitación, le comenté al encargado de la recepción que estaba muy tomado y mi amigo igual y no me sentía apto para manejar, que quería una habitación con cama doble.

Me respondió que camas dobles tenía disponibles pero en el segundo piso, y si quería me podía ayudar a subir a mi amigo, acepté y le agradecí la ayuda. Ya en la habitación y con mi amigo Luis recostado en una cama dormí un rato, pero desperté cuando lo escuche quejarse, le pregunte si le pasaba algo y solo balbuceaba, su mano la metió entre su pantalón como queriendo sacar su verga, me imaginé que lo que quería era orinar, asi que lo levante y lo llevé al baño, una vez ahí no tuve mas remedio que bajarle el pantalón y tomándolo por la cintura ayudarle a apuntar hacia el wc, pero sin éxito, con algo de asco le tomé la verga con la punta de mis dedos y lo hice orinar, una vez que acabó, y como buen amigo, el favor se hace completo, asi que se la sacudí con fuerza para que no quedara ni una gora escurriendole, solo que al hacerlo sentí que empezaba a aumentar su grosor.

Estaba yo borracho pero conciente, asi que retire mi mano y a duras penas lo acoste en la cama, su pantalón quedó tirado en el piso y el quedo solo en boxer, yo me tire en la cama y escuchaba como roncaba, al acostarme puse mi mano sobre mi cara y me llego un olor muy especial, entonces recordé que no me había lavado las manos después de haberle agarrado la verga, al levantarme, giré a verlo, estaba perdidamente dormido, su boxer mal acomodado mostraba sus pelos de su pubis, en ese momento no se porque me olí la mano y empecé a sentir como mi verga se ponía dura, me acerque a el y con cuidado metí mi mano en su boxer y le saque su verga, jugue unos segundos con ella, ante mi asombro empezó a pararsele, lo que paso después no se ni como fue que me animé a hacerlo, sin pensarlo la metí a mi boca la empece a chupar torpemente, pero entre mi torpeza y la manipulación que le hacía esa verga crecio y crecio dentro de mi boca, mi amigo Luis solo respiraba agitado pero no se movía, yo en ese momento estaba excitadísimo, su verga la había yo dejado escurriendo de saliva, yo baje a lamerle sus huevos peludos, los chupaba y con mis manos los apretaba con algo de fuerza, Luis comenzó a moverse y yo asustado me quedé quieto, fueron unos segundos, pero Luis volvió a quedarse perdido, y su verga a ponerse flácida y de nuevo con un poco de cuidado la empece a jugar y besar, la saliva que le había dejado le escurría ahora hasta abajo, casi en su ojete, en un acto de osadía le fuí introduciendo un dedo en su apretado culo, no protestó y despacio comencé el mete y saca, luego le metí otro dedo y solo se movío un poco y lanzó un pequeño quejido de dolor, pero yo estaba ya desbocado, lo que en verdad quería era enterrarme esa enorme verga de Luis en mi culo, le coloqué un condón y me ensalive el culo metiendome un par de dedos, sentí algo de dolor y me asuste, si eso era con dos dedos, que dolor me espareba con esa verga gruesa y de unos 16 o 17 cms de larga, pero ya estaba decidido, si se despertaba, no me importaría.

Me puse montado en él dándole la espalda, tome un respiro al sentir la punta de la verga forrada en un condón rosando mi culo, me fui sentando poco a poco hasta quedar bien clavado, no intenté mirar el rostro de Luis, ya estaba montado en su verga y que pasara lo que pasara no me importaba nada, me dolia, pero era un dolor delicioso, y pronto empecé a moverme sintiendo dentro de mi una verga que me perforaba deliciosamente el ano.

Mis movimiento fueron subiendo de tono, junto con el masaje que la verga daba a mi próstata, más la excitación que tenía provocaron que me viniera sin haberme tocado ni siquiera mi propia verga.

Me recupere un poco y me dí la vuelta, ahora me monte sobre Luis pero de frente, le subí la camiseta y mientras lo montaba, le besé sus tetillas, el gemia pero no despertaba, besé su cuello y en un momento hasta sus labios, me sentía como una puta, mis movimiento eran ahora más agresivos y Luis se agitaba mucho.

Pero aún asi no despertaba, de pronto lanzó un fuerte gemido y balbuceo algo y a pesar de tener el condón puesto, sentí algo caliente en el interior de mi culo, me safé de él y ví que se había venido, le quité el condón y lamí su verga llena de leche, al estimularla de nuevo otra vez se puso erecta, luis balbuceaba algo pero no se movía, la chupe con furia, hasta que le saque de nueva cuenta su semen, yo me emocioné de tal manera que como vil puta me lo ttagué, no me agrado el sabor la verdad, pero si me encanto la sensación de que fueran pasando por mi garganta.

Me recosté a su lado, y descansé, para ese entonces a mi la borrachera se me había bajado, estaba yo conciente de lo que hice y lo que hacía, y ahí fue que me entró algo de remordimiento. Sin embargo, volví a apretar la verga flácida de Luis, solo para ver si no despertaba, gimió de nueva cuenta un poco pero no protestó, lo puse de lado y le abrí las nalgas, le ensalive el ojete hasta meterle con coraje un dedo, Luis continuaba dormido, entonces metí otros dos dedos, gimio de dolor pero al parecer lo gozaba pues empezó a moverse, le saque los dedos y puse un condón en mi verga, me coloqué tras el en cucharita y despacio comencé a penetrarlo, gemía, balbuceaba algo pero solo se movía de atrás hacia adelante y apretaba muy rico el culo, una vez que lo penetré no paré hasta que termine, después de eso le puse su boxer y me acoste en la cama.

Al dia siguiente se despertó con el guayabo en todo su apogeo. Me duele la cabeza y hasta el culo, me dijo.

Yo bromeando le dije, es que te dí una buena culiada, solo sonrió y se metió a bañar, al salir ya más fresco me pregunto que dónde estabamos , le conte la historia de lo que paso (bueno, casi todo, jejeje), me agradeció el haberme tomado la molestia de cuidarlo mientras estaba borracho y sonriendo me dijo: Creo me acuerdo haber soñado estar con una puta que cogia rico y yo creo hasta me vine, porque siento mi verga cansada.

Salimos, le invite el desayuno y pase a dejarlo a su casa, yo me fui a la mia y aún sentía remordimientos, pero palo dado, ni dios lo quita...

Programacion de eventos en Bogota Guia Gay de Bogota Clasificados Gratuitos Acompañantes Varoniles Salas de Chat

Escríbanos a: clientebg@gmail.com

Celular: 57+300 760 6666

Quiero pautar

Política de privacidad

©2017 Copyright BogotaGay.com